Consejos para aumentar tu productividad y eficiencia– LANZATESOLO.CL

Menos duro y más inteligente. Es que la eficiencia en tu puesto de trabajo depende principalmente de ti y de tu método de trabajo. Porque está claro: si te dedicas a hacer una tarea cinco días a la semana por ocho horas, necesitan un plan, o al menos un camino para seguir.
Pero no te preocupes: algunos estudios dicen que el 80% de los trabajadores no tiene una estrategia para abordar sus labores. Por eso, acá te damos algunos consejos para que armes tu propio plan que te permita ser más eficiente, perder menos esfuerzos, y lograr realizar todas tus tareas en tu tiempo de trabajo.

1. Prioriza. La regla de oro de la gestión del tiempo es hacer primero lo más importante. Pero, para priorizar, debes tener una lista en la cual dispongas todas tus tareas del día, identificando las prioritarias. Al poco tiempo verás que te van a empezar a faltar tareas para completar tu jornada.
2. Paso a paso. Aunque tengamos la capacidad de hacer muchas cosas a la vez, lo mejor es siempre hacer las cosas de a una. Usa toda tu concentración en una sola labor. termínala, y pasa a la otra.
3. No procastines, a menos que lo tengas contemplado. La procastinación muchas veces es necesaria, por eso, y si no puedes vivir sin tus redes sociales, asigna su revisión dentro de tus tareas, pero ten claro que estos son “ladrones de tiempo”.
4. Descansa. Aunque te sientas como una máquina, no lo eres,. La gente se funde, se cansa y deja de ser efectivo. Descansa, toma un café y ocupa tu hora de almuerzo, la gestión del día no se juega a cada minuto, sino que siendo eficiente en lo que haces.
5. Pasito a pasito. Ninguna tarea grande debería ser tomada como una unidad. Si hay algo que hacer que implique un gran volumen de trabajo, lo mejor es hacerlo por partes, lo que te hace sentir que la tarea no es tan pesada. Así es más eficiente.
6. Organiza el día, pero también la semana. Fija tus metas para la semana y para el mes. Si sabes que tienen plazos, úsalos como metas, teniendo en cuenta tus días más desocupados, los de reuniones y también las jornadas en que sabes que sabes que tu propia energía no está.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *