Empresas B

Empresas B
¡Puntúa este post!

El fin último de la empresa, según la concepción actual, es maximizar las utilidades. Sin embargo hoy en día podemos encontrar diversos casos, que pueden parecer paradójicos,  de empresas cuyo fin es construir valor público. Por ejemplo: una empresa que otorga créditos y cuyo objetivo es disminuir las tasas con la finalidad de fomentar el endeudamiento responsable u otra empresa que tiene como propósito reforestar el amazonas.

Esta visión de hacer Empresa  es conocida como Empresas B (B Corporations en inglés).

“A fin de cuentas se trata de repensar el modelo, ya que las empresas como maximizadoras de utilidades no son un dogma, sino un modelo”. Es lo que señala María Emilia Correa, Co-fundadora de Sistema B.

Las Empresas B son aquellas que tienen un propósito social y/o ambiental, donde las utilidades son una consecuencia de haber hecho bien las cosas, y no son un fin en sí mismo. No se concibe el Lucro como algo malo, sino que como la herramienta necesaria para lograr su propósito. Además cumplen con rigurosos estándares de sustentabilidad y transparencia. Pero lo anterior no es suficiente. Las Empresas B hacen modificaciones legales, para asegurar y exigir  el cumplimiento de su propósito social y/o ambiental.

Para que una empresa sea considerada Empresa B debe definir claramente su propósito, su razón de existir, “¿el para qué?”: Lograr generar valor para la sociedad y no solo para la empresa.  A la vez, debe definir las prácticas por las cuales alcanzará este propósito, “¿el cómo?”: mediante prácticas que sean coherentes con los propósitos de la empresa.

Empresas B

Una empresa que desee cambiarse al modelo B, debo definir sus fines de manera vinculante para los miembros que la componen, en Chile esto se logra mediante una reforma de estatutos. Luego puede optar acogerse al proceso de certificación para Empresas B el que se basa en 7 puntos principales. Este proceso es dinámico, ya que constantemente se reevalúan los estándares que lo rigen, bastante riguroso y transparente, la información es publica y puede ser consultada por cualquiera.

En la página web de Sistema B se puede consultar más detalles acerca del proceso para convertirse en Empresa B que incluye:

  1. Realiza la Evaluación B
  2. Completar la instancia de Revisión de la Evaluación de Impacto B, a través de una llamada telefónica.
  3. Entregar Documentación de respaldo.
  4. Firmar el Term-sheet, donde se explicitan los deberes y derechos como Empresa B y se hace oficial el ingreso a la comunidad de Empresas B Certificadas.
  5. Realizar los cambios de estatutos, para considerar a los trabajadores, la comunidad y el medio ambiente de manera vinculante en la toma de decisiones.
  6. Pagar la certificación anualmente.

De a poco, cada vez más empresarios ponen sus capacidades al servicio de la solución de problemas sociales. Está cambiando el modelo, están cambiando las empresas.

Santiago Henríquez Cox con ayuda de; 

Juan Pablo Larenas (Director Ejecutivo de Sistema B)


Solicite tu información aquí

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *