Formar Empresa – Diferenciando Conceptos (3ra parte)

Formar Empresa – Diferenciando Conceptos (3ra parte)
¡Puntúa este post!

¿A que nos referimos cuando hablamos de empresa, sociedad, establecimiento comercial, marca, nombre comercial, y razón social?

Al Formar Empresa, muchas veces trae consigo  enfrentarse a conceptos nuevos, que se utilizan muchas veces, y  que todo el mundo parece estar al tanto de sus significados. Esta situación  acrecienta la incertidumbre y temor  de quien decide emprender, es por esto, que se considera importante poner al tanto al emprendedor,  en esta primera parte,  las diferencias que existen,  y a que nos referimos cuando hablamos de:

Paisaje Aleksandra Boguslawska

La marca, el nombre comercial, y la razón social

La marca,  a modo general, se debe entender como aquel título que concede el derecho exclusivo a la utilización de un signo para la identificación de un producto o un servicio en el mercado, previo registro de la misma. Este registro permite  utilizarla y evitar que otras empresas lo utilicen. Pueden ser marcas: las palabras o combinaciones de palabras, imágenes, figuras, símbolos, gráficos, letras, cifras, formas tridimensionales (envoltorios, envases, formas del producto o su representación) en miras a identificar en el mercado los productos o servicios, y a la vez,  permitiendo la  diferenciación  de los productos o servicios  que ofrece la competencia. En este sentido, se recomienda que la marca sea escogida generalmente pensando, en que debe ser fácil de recordar, que otorge confianza e inspiración  al público, y en definitiva que pueda llamar a la acción y atención de los destinatarios de productos o servicios que se ofrecen. (Para mayor información sobre la marca comercial revisar esta entrada)

En la otra vereda tenemos al nombre comercial o nombre de fantasía, el cual corresponde al nombre elegido libremente por el empresario, el que no presenta ninguna protección jurídica, siendo su objeto principal, el que  los clientes conozcan a la empresa dentro del mercado, permitiendo la diferenciación  de otras empresas que realicen servicios similares.

La denominación o razón social es aquella que identifica a la sociedad en todos los aspectos legales, y lo podemos asemejar al nombre que aparece en la cedula nacional, ya que se trata de un atributo que permite distinguir a unos individuos de otros otorgando una identidad, pero que en este caso,  nos reconoce como persona jurídica, la cual corresponde a un sujeto de derechos y obligaciones. (Para mayor información, sobre Personas Naturales y Personas Jurídicas revisar estas entradas)

Así el nombre comercial puede existir o no, esto queda a  elección del empresario, mientras que la razón social es obligatoria, y es requisito,  el  que se exige en el contrato de constitución de la sociedad. De esta  manera puede darse las situaciones de que  el nombre de fantasía o marca comercial, difiera profundamente de la razón social de una compañía, o el caso contrario,  que  sea similar, o igual a la misma.

Javier Troncoso López

Foto: Aleksandra Boguslawska (cc)


Solicite tu información aquí

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *