5 hábitos para ser más eficiente en la gestión de tu Pyme

5 hábitos para ser más eficiente en la gestión de tu Pyme
¡Puntúa este post!

Separar lo urgente de lo importante, hacer lo que más te cueste primero y enfocarte en una tarea a la vez son algunas claves para ser más eficiente y productivo.

¿Has pensado qué hace que una persona sea productiva? No tiene nada que ver con el intelecto o capacidad, sino que depende de la práctica de ciertos hábitos que son más efectivos que otros.

Para que logres ser lo más eficiente posible en tu emprendimiento, compartimos contigo 5 consejos para que le saques el jugo a cada jornada.

1.- Enfócate en una cosa a la vez y termínala

Aunque debes saber ser flexible y tener la capacidad de mover tu atención de un tema a otro, abarcar muchas cosas a la vez simplemente no es el camino del éxito del emprendedor. Por el contrario, lo ideal es cultivar la habilidad de bloquear distracciones (y tentaciones) para enfocarse en una cosa a la vez, hasta completarla.

2.- No aplaces todas las decisiones

Algunas decisiones pueden ser postergadas, pero hay otras que no tiene sentido seguir aplazando. Uno de los hábitos más poderosos que puedes cultivar es el de accionar una vez que tengas la información que necesitas. Por ejemplo, si tienes el reporte de ventas del mes, puedes seleccionar qué productos requieres volver a abastecer. Entonces, tienes que preguntarte: “tomarme más tiempo, ¿aumentará la calidad de mi resolución?”. Si la respuesta es afirmativa tiene sentido posponer (calendarizando), si no es así, ¡toma acción ya!

3.- Separa lo urgente de lo importante

Cuando eres un emprendedor la lista de quehaceres parece interminable y siempre hay nuevas solicitudes que van apareciendo en el camino. Por eso, es importante organizarte con anticipación, y separar lo urgente de lo importante para definir las acciones a seguir. Por ejemplo, aquellas presiones de cliente o proyectos con fecha de entrega próxima son urgentes e importantes, por lo tanto, debes priorizar y actuar con inmediatez; mientras que una reunión con algún colega, si bien es importante, no es urgente, así que puedes calendarizar.

4.- Haz lo que más te cueste primero

Simplemente completa la tarea y lograrás liberar una enorme cantidad de energía para poder seguir con el resto de tu día. Esto puede ser una llamada que no querías hacer, un mail que sabes que es difícil de escribir, o una conversación compleja con tus socios o colaboradores. Ocúpate de lo que más te incomoda lo antes posible, para poder seguir con tus tareas.

5.- Toma descansos

Trabajar por períodos cortos, integrando descansos entre las tareas aumenta la productividad. Lo mismo ocurre con la hora de almuerzo, ¡no hay nada peor que comer en el escritorio mientras sigues conectado a tus labores! Incluso si trabajas desde tu casa, aprovecha esa instancia para tomar una pausa para despejarte y tomar distancia de tus responsabilidades por unos minutos.

 

 

 

 

Fuente: Comunidad Entel Empresas

 


Pre-contratación de servicios

Llena nuestro formulario de contacto para contactar e iniciar las pre-contrataciones


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *