Como empezar un negocio – La Factura

Como empezar un negocio – La Factura
¡Puntúa este post!

Lánzatesolo en las siguientes entradas abordará un tema que muchas veces se da por entendido, pero que sin embargo en la práctica pueden generar confusión, y aún más si se está planteando  como empezar un negocio o actividad.

Impuestos

  • ¿Qué es la factura?

La factura históricamente ha existido, si bien con distintas denominaciones, se ha configurado como un documento que se extiende entre comerciantes, que da cuenta de las obligaciones esenciales del contrato de compraventa, consistentes en la entrega de la cosa vendida por parte del vendedor, y el pago total o parcial del precio, por parte del comprador.

En nuestro ordenamiento jurídico se encuentra regulado su emisión pero no establece una definición, por lo que es posible encontrar bastantes, pero atendiendo a sus características es posible señalar que es un instrumento privado, de control tributario, por medio del cual  se deja constancia de  las mercaderías enajenadas, vendidas o arrendadas y de los servicios prestados por una parte a otra, con una descripción de los bienes o servicios prestados; su valor unitario, su valor neto, el IVA si se grava o no la operación y el valor bruto a pagar, con señalamiento o no de su fecha de pago y con expresión de su vigencia.

Aspectos prácticos y relevantes a considerar:

  • ¿Factura o Boleta?

Generalmente cuando vamos a comprar, nos preguntan ¿Boleta o Factura?, y esto se debe, a que los vendedores desconocen, si se es intermediario o consumidor final.

Es necesario recordar que el IVA va asociado a un Crédito Fiscal y a un Débito Fiscal y estos están basados en documentos que son las facturas y boletas.

-Para el caso de emitir factura se expondrá por medio del siguiente ejemplo.

Un vendedor de ferretería, compra un producto para su posterior venta, al comprarlo posee un crédito por concepto de IVA- recordemos que es un 19%. Así en el caso de comprar una plancha de madera a $10.000(neto), tendrán un crédito de $1.900. Para cuando el vendedor venda el tarro de pintura a $22.000(neto), tendrá un débito de $4.180, el que deberá enterarlo al fisco. Finalmente el vendedor debe enterar en arcas fiscales por concepto de IVA $2280, monto que resulta de la diferencia entre el débito de $4.180 menos el crédito de $1.900. Por este motivo las facturas y boletas, son piezas esenciales para el control de IVA.

En este caso el vendedor solicito factura ya que no compraba con el objeto de ser el consumidor final, sino que es un intermediario, ya que compraba para revender, de esta forma tiene derecho a crédito.

-Para el caso de emitir boleta se expondrá por medio del siguiente ejemplo.

El mismo vendedor de ferretería ya fuera de su actividad laboral compra un tarro de pintura con el objeto de remodelar su casa, e este caso ya no es intermediario, por lo que al pagar el precio del tarro de pintura paga el IVA, y no genera un crédito.

De esta manera tenemos entonces que el crédito y el débito son respaldados por la boleta y factura. El consumidor final será el que reciba la boleta, y la factura la recibirá el intermediario, en general. Si el intermediario quiere recuperar el crédito, va a necesitar la factura, pero no le servirá la boleta.

En la factura, está individualizado el comprador, y está separado el precio de la mercadería del impuesto correspondiente. Por lo tanto, si se emite una factura, se le debe colocar el nombre, dirección, RUT, actividad, la cantidad de mercadería vendida. Todo esto se hace porque se deberá descontar el impuesto, por concepto de crédito. Ese impuesto-IVA- se le suma al valor del producto cuando llega al consumidor final. El comerciante guarda las facturas pues con ellas podrá percibir el crédito. En cambio con las boletas no se da derecho a la recuperación del crédito Fiscal, por tal motivo no se individualiza al comprador y los productos vendidos, solo se anota el valor del producto.

Hay que hacer notar, que para poder utilizar el crédito fiscal, generado por el IVA, se debe ser contribuyente de IVA y estar registrado en el Servicio de Impuestos Internos como tal.

Como medida de control para la evasión se ha establecido en Chile, que el comerciante intermediario cuando solicite la factura, deberá exhibir el RUT y no le servirá la fotocopia de éste, sólo le servirá el documento RUT para que le puedan emitir una factura. Ahora bien, el consumidor final debe exigir siempre la boleta al comprar, de lo contrario, el IVA que esta pagando al comprar favorecería al vendedor para reducir su débito fiscal, de esta manera seria participe de un acto de evasión tributaria y además el vendedor se estaría quedando con el dinero que el consumidor final pago por impuestos al comprar

Javier Troncoso López

Para mayor información visite http://www.sii.cl/preguntas_frecuentes/catastro/arbol_documentos_tributarios_432.htm


Solicite tu información aquí

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *