Crear Empresa – Los 10 errores más Comunes al momento de Emprender.

Crear Empresa – Los 10 errores más Comunes al momento de Emprender.
¡Puntúa este post!

Errores que debemos evitar al momento de crear empresa:

1- No tener un plan de negocios: El plan de negocios es como la carta de navegación de la empresa, sin ella tal vez  lleguemos de todas maneras a destino, pero no sabemos como llegaremos, ni cuánto demoraremos. El plan nos dirá si vamos bien encaminados o si es momento de desistir. Además, el plan será lo que pongas sobre la mesa al relacionarte con Bancos e Inversionistas.

2- No contar con el financiamiento adecuado: Al momento de comenzar se tienen que tener clarísimos los costos que implica partir con el negocio. No solo el costo de arrendar un espacio físico, adquirir equipos y cubrir el inventario es importante, debemos considerar que habrá que pagar sueldos, seguros y otros gastos por varios meses, antes de comenzar a obtener las ventas necesarias. Todo esto debe considerarse al momento de conseguir el financiamiento.

Emprender

3- Mala elección de los socios: Hay que tener mucho cuidado al elegir a los socios. Los beneficios de incluir a miembros de la familia o a los amigos, probablemente sean menores que los problemas que esto pueda traer. Si bien esta regla no es absoluta, es un factor a considerar. Tampoco es bueno iniciar una empresa con demasiados socios, ya que se diluirán las responsabilidades y no todos estarán verdaderamente comprometidos con el surgimiento del negocio. Otro error que suele cometerse en este aspecto es asociarse con personas que tienen mi misma profesión, ocurre en estos casos, que todos los socios quieren hacer el trabajo que dominan, pero ninguno se hace cargo de pagar a los proveedores, ordenar las cuentas, en fin, administrar.

4- Gastar demasiado: Un buen consejo es mantener los costos fijos lo más bajos posibles hasta que la empresa comience a generar beneficios, en ese momento se puede comenzar a crecer. No es necesario arrendar una oficina de 200 mts2 si se puede ofrecer el mismo servicio con una oficina virtual, o enviar a uno de los socios a estudiar al extranjero para ampliar la red de contactos de la empresa, cuando solo estamos comenzando. Tampoco podemos gastar 1.000 en publicidad para captar 5 clientes que pagarán 10 mensuales por una suscripción anual que quizás no renueven. Los recursos nunca sobran, hay que pensar a largo plazo.

5- Perder el foco: Un error en el que caen muchas empresas al comenzar es que buscan ofrecer muchos servicios o productos solo porque ven las oportunidades, pero no el desafío que significa abarcarlas. Siempre es mejor especializarse en un área específica y lograr un nivel competitivo. En el futuro habrá tiempo de diversificar.

6- Atacar un nicho demasiado pequeño: Hoy en día proliferan los negocios de nicho,  especializados, en principio esto puede ser muy favorable. El problema se produce cuando el nicho es demasiado pequeño y cubrimos en poco tiempo la demanda, en este caso toparemos un muro que impedirá que la empresa pueda crecer, sobre todo cuando existan otros competidores apuntando al mismo nicho.

7- No asesorarse: “Está bien, puedo manejar el negocio a la perfección”, pero es imposible saber todo de todo. No tiene nada de malo buscar asesoría y externalizar ciertas funciones en abogados, contadores, diseñadores etc. De esta forma el emprendedor podrá dedicar su tiempo en lo que mejor sabe hacer, su negocio.

8- Sustentar el negocio en un solo cliente o proveedor: Que pasará el día en que por cualquier motivo ese cliente o proveedor ya no esté ahí para nosotros. Nuestra empresa puede correr serio peligro de desaparecer. Es necesario trabajar constantemente para obtener clientes y fidelizarlos.

9- No prepararse para el cambio: El mercado cambia constantemente. Las necesidades de hoy son distintas a las de mañana. Si no actualizo mis conocimientos, me capacito, estudio las tendencias, conozco las últimas novedades, no podré afrontar los cambios del mercado. Por otro lado esa preparación también debe ser financiera, siempre debe haber un colchón para los tiempos de crisis.

10- Confundir la caja de la empresa con el bolsillo del emprendedor:  Este es un error garrafal que puede traer consecuencias catastróficas. La caja social tiene por objeto cumplir con las obligaciones de la empresa. No porque en la caja exista liquidez significa que hay utilidad. Basta un pequeño desajuste para crear un gran problema de liquidez en un momento crítico.

Santiago Henríquez Cox


Solicite tu información aquí

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *