Emprendimiento Femenino

Emprendimiento Femenino
¡Puntúa este post!

Según cifras del último reporte del GEM (Global Entrepreneurship Monitor) en Chile un 44,4% de los emprendedores iniciales son mujeres, a su vez un 33,3% de los emprendedores establecidos son mujeres. En el futuro estos porcentajes debiesen aumentar. Hoy en día en Chile y el mundo existen varias iniciativas que buscan acelerar este proceso, con el fin de aumentar la cantidad y calidad del emprendimiento femenino.

Frau-im-Coffeeshop-Blog_small

El Gobierno de Chile a través del Servicio Nacional de la Mujer (SERNAM) ha lanzado el programa Mujer Emprende que para este año 2013 incluye, en todas las regiones, Ferias de Emprendimiento, Escuelas de Emprendimiento Femenino, Capacitaciones a redes de emprendedoras sobre Mercado Publico, Establecimientos de Rincones Emprendedores en empresas de Retail.

A su vez la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO) a través de su programa Juégatela Mujer busca entregar igualdad de oportunidades mediante el “enfoque de género” a hombres y mujeres en cuanto a acceso a microcréditos, capitales semilla, becas, subsidios etc. sobre todo en el marco de la Innovación y desarrollo.

Otra iniciativa interesante es liderada por la empresa americana Woman 2.0 cuya misión es el fomento de los emprendimientos con base tecnológica fundados por mujeres y que a través de su rama hispano parlante, Ellas 2.0, organiza eventos de networking y otros en Chile y Latinoamérica.

También desde el área privada, con asiento en Chile, se encuentra la organización Mujeres Empresarias, que busca apoyar la gestión empresarial de mujeres, ofreciendo redes de contacto y otros beneficios. Así mismo la red Mujeres Emprendedoras ofrece similares beneficios para sus socias.

Hay que tener en cuenta que actualmente en Chile la mayoría de los emprendimientos femeninos se circunscriben al área de venta de productos y servicios directamente al consumidor. Sin embargo de a poco están surgiendo ciertos emprendimientos que se centran en innovación y tecnología, así como en negocios en las áreas de ingeniería, minería o agricultura, rubros que han estado históricamente dirigidos por hombres.

Normalmente se habla de barreras culturales que impiden el emprendimiento femenino, como la imposibilidad de emprender hasta después de haber criado a los hijos, sin embargo de a poco estas barreras se han ido superando. Sin embargo aún hay barreras de carácter legal como el hecho de que la mujer casada en sociedad conyugal requerirá de la autorización del marido para solicitar un crédito o realizar otras operaciones.

Otro gran problema que han detectado los especialistas en la materia, es la dificultad que existe para generar emprendimientos que a la larga sean más rentables que un trabajo como empleado. Hoy en día un gran numero de las mujeres que emprenden lo hacen por necesidad, y al momento de encontrar un trabajo fijo, abandonan el emprendimiento. Por esto es que se debe superar el proceso de capacitación y profesionalización que otorgue las herramientas para generar emprendimiento femenino rentable.

Santiago Henríquez Cox

 


Solicite tu información aquí

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *