Formar empresa – ¿Jefe o Líder? (1era parte)

Formar empresa – ¿Jefe o Líder? (1era parte)
¡Puntúa este post!

Al momento de decidir optar por el camino de formar empresa y llevar a cabo proyectos propios, resulta muy probable que solos no seamos capaces de desplegar todas las capacidades del potencial negocio, por lo cual necesitaremos de muchas manos, tanto antes como durante el desarrollo del mismo.

En este sentido resulta muy importante liderar en la capacidad de transmitir información de la mejor manera posible a todas las personas con quien nos relacionamos, tanto dentro como fuera de la organización. Lánzatesolo en esta oportunidad otorga una serie de consejos que apuntan a “Ser un jefe desplegando liderazgo”

Jefe o lider

Cuando se menciona la palabra jefe, se hace alusión a un cargo formal que así lo determina, en el que se toma la dirección de un cierto número de personas, dentro de un área determinada,  y por ende se es responsable de ciertos objetivos y metas. En la generalidad, muchas veces se consigue un puesto de jefe en virtud de la calificación y trayectoria profesional. Por otro lado los líderes entrenan, guían, apoyan y capacitan al personal para lograr metas y objetivos acordados.  En tiempos de crisis es fundamental tener uno que sea capaz de mantener y hacer crecer la empresa. Así,  el liderazgo es una competencia, no es algo que se tiene o se regala, es algo que se gana y se trabaja. Para que una empresa funcione con eficacia, la cabeza del equipo tiene que ganarse el respeto de sus trabajadores. Para alcanzar esto, tanto el director de una multinacional como un micro emprendedor  necesitan tener en mente varias claves.

1- La dirección se aprende

Explica Iñaki Piñuel- psicólogo especialista en ‘mobbing’ o acoso psicológico en el ámbito laboral y autor del libro Liderazgo Zero – la dirección es “una tecnología que un buen jefe debe conocer”. Añade que un director no sólo debe tomar el puesto por pura autoridad, sino porque es la persona adecuada para asumirlo, porque está preparado y tiene experiencia para ello, porque es un profesional en lo que hace.

Las habilidades para tratar con las personas resultan preponderante. La mayor causa individual de fracaso de ejecutivos y empresarios novatos es la inhabilidad de formar equipos y asociaciones efectivas en todos los niveles dentro y fuera de la organización. Los líderes forman relaciones de confianza y respeto, enfocándose en la solución de los conflictos interpersonales que en generar más roces.

2- La comunicación

Los líderes aprenden demostrando habilidades efectivas para interrogar y para escuchar. Ellos entienden que hasta un nuevo cliente, trabajador o proveedor puede ofrecer percepciones e innovaciones de valor agregado. La clave es lograr una comunicación efectiva y mejorar su habilidad para acercarse a los demás.

3- Creatividad

Según Iñaki Piñuel, un buen líder debe ser resolutivo. El psicólogo cuenta que la mayoría de los jefes trabajan de forma reactiva, orientados a los problemas, pero cree que lo óptimo sería trabajar de forma creativa, pensando en las soluciones por anticipado.

Javier Troncoso López

http://www.inakipinuel.com/libros.html


Solicite tu información aquí

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *