Formar empresa – Oportunidad o Necesidad (2da Parte)

Formar empresa – Oportunidad o Necesidad (2da Parte)
¡Puntúa este post!

Seguimos revisando los factores que al formar empresa pueden marcar una diferencia entre el emprendedor por necesidad y el emprendedor por oportunidad a la luz del boletín “Motivación emprendedora”, realizado en base a la Tercera Encuesta de Micro emprendimiento 2013 (III  EME).

Linea tren 2 Tiago Gerken

Nivel de formalidad

La formalidad del emprendimiento está dada por la iniciación de actividades en el Servicio de Impuestos Internos, así se considera un emprendimiento formal  a aquellos que dieron inicio a su actividad, e informal a aquellos que aún lo han realizado.

El nivel de formalidad es un criterio que distingue ampliamente entre emprendedores por necesidad y aquellos que lo son por oportunidad. “En particular, los emprendedores formales representan el 40,1% del total de emprendedores por necesidad, mientras que dicha cifra sube al 57,7% en el caso de los emprendedores por oportunidad”.

La importancia de la formalidad en un negocio se puede observar en la facilidad a acceder a financiamiento tanto privado como público, financiamiento que permite incentivar el crecimiento y eventuales ganancias de la actividad económica desarrollada o a  desarrollar.

Acceso al financiamiento

Ya se adelantaba en el factor anterior la importancia del financiamiento en cuanto a permitir que los emprendedores puedan incentivar el desarrollo  de su actividad.

Si bien el estudio arroga diferencias leves ya que “…tanto en los emprendedores por necesidad como en los por oportunidad el porcentaje que ha solicitado algún préstamo bancario en su historial emprendedor (no hipotecario) es bajo, en los emprendedores por necesidad es significativamente menor: de los emprendedores por necesidad, un 24,6% ha solicitado uno, mientras que de los emprendedores por oportunidad un 32,7% lo ha hecho.

Tamaño del emprendimiento

Para la medición del tamaño del emprendimiento se consideran diferencias en los ingresos o ventas y la generación de empleo.

Con respecto a los ingresos o ventas de la actividad,  las diferencias son significativas en los distintos tipos de motivación inicial al emprender. Así “…casi la mitad de los emprendedores por necesidad gana el salario mínimo, mientras que un 34,2% de los emprendedores por oportunidad se encuentra en esta situación. Por otro lado, un 14,3% de los emprendedores por oportunidad que gana más de $2,5 millones mensuales, mientras que sólo un 7,6%  de los emprendedores por necesidad se encuentra en ese tramo.”

Con respecto a la generación de empleo las diferencias quedan a la vista. “En promedio, se tiene que al inicio, los emprendedores por necesidad empleaban a 2,5 trabajadores al inicio y 4,5 actualmente, mientras que los emprendedores por oportunidad empleaban 3,0 al inicio y 7,5 actualmente”.

La innovación

Es posible desprender del estudio referido, que el comportamiento emprendedor no solo está determinado por las condiciones de mercado, las políticas públicas y el marco institucional, sino también por la  motivación al emprender. Las diferencias son importantes en la innovación de servicios, no así en la de productos.

A saber:” Mientras un 11,5% de los emprendedores por necesidad ofreció un servicio nuevo desde el año 2010, un 20,4% de los emprendedores por oportunidad lo hizo, es decir, casi el doble. Y mientras un 25,8% de los emprendedores por necesidad mejoró la forma en que realiza un servicio, un 37,1% de los emprendedores por oportunidad lo hizo”.

Javier Troncoso

Foto: Tiago-Gerken (cc)


Solicite tu información aquí

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *