Financiamiento negocio – Leasing (1era parte)

Financiamiento negocio – Leasing (1era parte)
¡Puntúa este post!

Continuando el tema del financiamiento negocio, y particularmente aquel que se obtiene por medio de las instituciones financieras, es posible encontrar una óptima alternativa denominada  Leasing. El leasing está orientado a industrias pequeñas y medianas, y también a las grandes empresas que requieren financiamiento relativo a los  bienes de capital.

Canal y bote - Fré Sonneveld

Para entender cabalmente este tipo de financiamiento resulta relevante detenerse en aclarar  que son los bienes de capital. Primero que todo,  un bien, desde el punto de vista jurídico corresponde a todo aquellas  cosas (bienes corporales) o derechos (bienes incorporales), que pueden ser objeto de comercio, es decir, la relevancia se haya en la apropiación de las mimas, y desde un punto de vista económico, un bien en términos generales, corresponde a todo aquello que presta utilidad al hombre. Los bienes denominados de capital corresponden a las mercancías o medios de producción ya producidos, que tiene el objeto de seguir con el proceso productivo. Generalmente se les relaciona con el concepto de Activo Fijo, ya que dentro de este se encuentran las partidas o elementos que contribuyen a la producción. Dentro de los bienes de capital encontramos por una parte a las “materias primas” (materia extraída de la naturaleza y que se transforma para elaborar materiales que más tarde se convertirán en bienes destinado al consumo) y los  “bienes de inversión” (Aquellos capaces de generar otros bines o servicios, y que por ende son parte del proceso productivo. Como por ejemplo maquinaria pesada, excavadoras, carretillas elevadoras, generadores, o vehículos, entre otros.  Estos se relacionan directamente con el contrato de leasing).

Cuando un negocio, o empresa, está en proceso de crecimiento o requiere renovar máquinas y equipos que comienzan a quedar obsoletos, existen dos disyuntivas: qué maquinas comprar y cómo financiarlas. La primera incógnita se despeja analizando los elementos técnicos que se determinan en la  marca, capacidad, proveedor, respaldo técnico, etc…como una forma de aumentar la productividad y mantenerse competitivo en una economía cada vez más exigente.

Sin embargo, el segundo punto-cómo financiarlas- presenta variables de particular interés al momento de decidir entre  dos principales alternativas: El Leasing y el Crédito Bancario  (tema ya expuesto 1era y 2da parte)

Si se opta por el leasing es necesario entender que corresponde básicamente, o a lo menos en su naturaleza, a un contrato por medio del cual se establece un arrendamiento de un bien de capital por un período de tiempo previamente estipulado, durante el cual el arrendatario paga periódicamente la renta de arrendamiento acordada, a la compañía de Leasing, lo que le da derecho a usar el bien desde el momento en que se estipula.Al término del período de arrendamiento el arrendatario podrá optar por comprar el bien, en cuyo caso deberá pagar la opción de compra.

Sin embargo existen algunos aspectos adicionales y de gravital importancia a saber: Los seguros, Aspectos tributarios, Leasing en  transporte e inmuebles, y  Lease back que se verán en las próximas entradas.

Javier Troncoso López           

 Fuente:

-Asociación Chilena de Leasing – http://www.achel.cl/site/

-Manual del emprendedor- Asociación de emprendedores de Chile.  http://asech.cl/contenidos/

Foto: Fré Sonneveld (cc)


Solicite tu información aquí

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *