Las diez mentiras clásicas al emprender negocio (2da parte)

Las diez mentiras clásicas al emprender negocio (2da parte)
¡Puntúa este post!

Continuación de la revisión de las 10 mentiras clásicas al emprender negocio propuestas por el gurú del marketing, Guy Kawasaki.

Guy Kawasaki

6. Hay otras firmas de capital riesgo interesadas.

“Nunca hay que jugar a la ruleta rusa con una Uzi”. Solo un centenar de empresas en el mundo pueden afirmar eso sin mentir.

7. Oracle es demasiado grande/tonta/lenta para ser una amenaza a nuestra idea.

Larry Ellison tiene su propio jet y puede mantener el aeropuerto de San José abierto para sus aterrizajes nocturnos. Su barco es tan grande que apenas puede pasar bajo el Golden Gate. La mayoría de empresarios roban suavenirs gratuitos. Hay una razón para que Ellison esté donde esté y es que no es grande, tonto ni lento. Competir con Oracle, Microsoft y otras grandes compañías es un reto muy complicado. Pronunciar dicha afirmación es muy ingenuo. Puede parecer una osadía, pero en realidad es una estupidez.

8. Tenemos un equipo de gestión con experiencia.

¿Por qué? ¿Porque el fundador trabajó un verano en Morgan Stanley? ¿O dos años en McKinsey? Experiencia de verdad, a ojos de un inversionista, es que el fundador de la

empresa devolviese millones de pesos a sus inversores. Pero en ese caso lo más probable es que el empresario no tuviese que pedir dinero, ni le hace falta señalar su experiencia.

9. Las patentes nos permiten defender nuestro producto.

El número óptimo de veces que se debe pronunciar la palabra “patente” en una presentación es una. La segunda vez que se pronuncia el inversor empieza a sospechar que la compañía depende demasiado de las patentes. La tercera, enciende una señal que dice “estoy desorientado”. Al final las patentes solo sirven para impresionar a los padres, porque lo cierto es que la mayoría de empresas no tienen ni tiempo ni dinero como para que valga la pena demandar.

10. Hay personas clave dispuestas a sumarse a nuestras filas una vez consigamos los fondos.

Con frecuencia, cuando un capitalista de riesgo llama a esas personas clave, que son vicepresidentes de Microsoft, Oracle, Sun y otras empresas líderes, la respuesta que obtiene es: “¿Quién dijo eso? Recuerdo que nos encontramos en el Club Churchill, pero nunca le dije que resignaría los US$ 250.000 anuales que me paga Adobe para sumarme a su emprendimiento”. Si es verdad que hay empleados clave, listos para empezar a trabajar de inmediato, pídales que llamen al inversor y asegúrese de que confirmen lo que usted dice.

Ya conoces las 10 mentiras clásicas al emprender negocio, ¿que harás para sortearlas?

Contenido desarrollado por APress Comunicaciones Creativas


Solicite tu información aquí

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *