La importancia de un producto a la necesidad del cliente

La importancia de un producto a la necesidad del cliente
¡Puntúa este post!

Fernando Johann, mentor del  Instituto Internacional para la Innovación Empresarial – 3IE –, la incubadora de negocios de la Universidad Técnica Federico Santa María, aborda uno de los principales problemas que presentan los emprendedores con sus productos: “No se basan en las necesidades de  un potencial cliente”.

hypernet_communicate_image

Al momento de explicar qué es lo que hace, se centran en las características técnicas de éste, olvidando al usuario final.

Debido a este escenario, muchos negocios quedaban relegados al fracaso. Si bien, esta problemática también se presenta en países como Estados Unidos, Inglaterra, España y otros del bloque de la Unión Europea y Asia, en Latinoamérica esta realidad golpea más fuerte.

La poca experiencia que tienen los emprendedores ubicados en esta área del mundo, hace que en definitiva, la puesta en valor de su producto muchas veces no llegue a buen puerto. Sin embargo, este panorama ha ido cambiando gracias al trabajo que realizan las incubadoras de negocios, que se han transformado en aliadas estratégicas de las empresas.

Uno de los esfuerzos más importantes que he podido percibir en el último tiempo, es el Booster Up, iniciativa organizada por el Instituto Internacional para la Innovación Empresarial 3IE. La incubadora ha ideado este programa de aceleración de startups innovadoras de base tecnológica, con el fin de resolver desafíos de innovación planteados por la industria, logrando impulsar y facilitar la generación de nuevos negocios de alcance global.

El Booster Up, ha implementado un microclima en una instancia de negocios que sólo dura algunos días, y que obliga al emprendedor a manejar su producto de forma coherente con lo que necesita el cliente. Empresas reales con problemas reales plantean sus necesidades y los emprendedores deben  satisfacerlas para poder ganar un lugar entre aquellos que serán incubados por el 3IE.

En los dos días que dura el evento no hay espacio para la paralizante intelectualización tecnológica de la cual somos presa todos los emprendedores latinoamericanos. El cliente se sienta a la mesa, y exige. La innovación es forzosa y a contra reloj. Cuando suene el silbato final, ya no habrá tiempo para una nueva propuesta.

El Booster up es una inyección de realidad en un ecosistema que de otra manera, fomenta solamente que los emprendedores nos miremos el ombligo. No hay chance para la introspección aquí. El cliente está allí y los emprendedores no podemos escondernos. Quizás sea esta la puerta que hay que abrir para que el cliente cobre más protagonismo y finalmente, sea el centro de la conversación.

 

 

 

 

Fuente: http://www.3ie.cl/

 


Pre-contratación de servicios

Llena nuestro formulario de contacto para contactar e iniciar las pre-contrataciones


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *