¿Cómo funcionan las opciones sobre acciones para empleados de una empresa?

¿Cómo funcionan las opciones sobre acciones para empleados de una empresa?
¡Puntúa este post!

Aquí te explicamos todo sobre las opciones sobre acciones para empleados de uan empresa. Entérate más…

Concentration

Una de las formas actuales para incentivar a los empleados de las compañías es otorgarles opciones de compra sobre acciones de la empresa para la cual trabajan.  Es una manera efectiva para demostrarles que sus contribuciones son valoradas, además que se les motiva a trabajar duro para lograr el éxito de su empresa

Pero un plan de bonos de opciones sobre acciones no es lo mismo que darle acciones de la empresa a los empleados, ya que una opción de compra otorga al empleado el derecho a comprar un número determinado de acciones de la compañía a un precio fijo durante un determinado número de años. El precio al que la opción se proporciona se llama el precio “subvención” y es fijado por lo general al precio de mercado en la fecha de otorgamiento de las opciones. Los empleados a los que le han concedido opciones sobre acciones esperan que el precio de la acción suba y sea capaz de convertirse en “efectivo” por haber adquirido las acciones al precio de otorgamiento inferior y luego vender las acciones al precio de mercado actual.

Esta metodología es usada mayormente en grandes empresas ya que la mayoría de las PYME son demasiado pequeñas y los costes asociados a esta formulación pueden volverse abrumantes para pequeños negocios. Las PYMES suelen ser empresas cerrados que no tienen la más mínima intención de ser fiscalizadas del modo que debieran si decidieran convertirse en públicas.

No obstante, en algunos casos para las pequeñas empresas orientadas al crecimiento, las opciones son una gran manera de preservar su liquidez, mientras le dan a los empleados un trozo del crecimiento futuro.

Las opciones no son, sin embargo, un mecanismo para que los propietarios existentes vendan sus acciones y suelen ser inapropiados para empresas cuyo crecimiento futuro es incierto. También pueden ser menos atractivos en empresas pequeñas con pocos accionistas, ya que pueden tener dificultades para crear un mercado para las acciones.

En general, en el diseño de un programa de opciones, las empresas deben considerar cuidadosamente la cantidad de acciones que están dispuestos a poner a disposición, que recibirá en opciones, y la cantidad de empleo crecerán de manera que se otorga el número correcto de las acciones de cada año. Un error común es conceder demasiadas opciones demasiado pronto, sin dejar espacio para opciones adicionales a los futuros empleados.

Hay varios aspectos de mucha relevancia que se deben tomar en consideración  a la hora de diseñar un programa de opciones sobre acciones, por ejemplo: la cantidad de acciones que están dispuestos a poner a disposición, quiénes o cuáles empleados recibirán esas opciones, y la proyección en el aumento en la cantidad de empleo, de modo que se libere una cantidad apropiada de acciones cada año, para que los futuros talentos      que ingresen a la firma tengan la posibilidad, si fuera el caso, de tener ese beneficio también.

Pero sobre todas las cosas, es crucial determinar cuál es el propósito que busca la empresa a la hora de ofertar estas opciones sobre acciones, pues definirá características específicas del plan, tales como la concesión, asignación, adquisición de derechos, la valoración, los períodos de interrupción y precio de las acciones.

Ante todo, es importante aclararle a los empleados que se trata únicamente de una opción y que no están obligados de ningún modo a participar en la compra de las acciones.

 


Solicite tu información aquí

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *