Cuándo constituir una EIRL no es tan conveniente

Cuándo constituir una EIRL no es tan conveniente
¡Puntúa este post!

La Empresa Individual de Responsabilidad Limitada EIRL es un ente jurídico específico y no funciona en todos los casos de negocios. Entérate aquí más sobre el tema.

STARTUPS.CH

A diferencia del resto de las formas legales existentes, la Empresa Individual de Responsabilidad Limitada es un ente jurídico pensado única y exclusivamente para ser conformado por una sola persona. Es decir, está dirigida a empresarios que deseen iniciar un negocio de manera individual y no prevean la incorporación de futuros socios. Para poder cambiar o incluir nuevos socios se requiere la transformación completa de la empresa.

Esta persona debe ser una persona física, no jurídica por supuesto, que busque tomar las decisiones de manera unilateral y que considere que puede buscar el financiamiento de otra manera que no sea la inversión de socios capitalistas.

Este tipo de entes son usuales entre las micro y pequeñas empresas. La  principal ventaja que obtienen los empresarios es la limitación de responsabilidad hasta el monto del aporte a la EIRL. Es decir, no responde de manera personal, con el resto de su patrimonio, por las deudas contraídas por la EIRL, excepto si en sede penal se dicta una responsabilidad de esa naturaleza, o bien por las obligaciones contraídas por la EIRL, pero que se apartan del giro social de la misma.

Tributariamente hablando, la EIRL tiene el beneficio que permite la contabilidad simplificada y se diferencia con personas naturales en cuanto éstas últimas tributan a escala progresiva de hasta un 40%. La constitución de la EIRL puede hacerse por un  sistema de 24 horas o bien por escritura pública. En cuanto a la Administración, el empresario puede dirigirla, o bien puede designar a un gerente.

A pesar de los beneficios descritos líneas arriba, existen varios panoramas en los cuales la constitución de una EIRL no es conveniente, o dicho de otro modo, no es la mejor opción para el empresario, debido a las limitaciones que la circundan.

Una de las formas más comunes de financiar un negocio, o bien inyectarle capital para expandirlo, ya sea en tamaño o en la incursión de nuevos proyectos, es mediante la venta/cesión de acciones a socios capitalistas: personas que únicamente invierten dinero (no tiempo ni trabajo) para posteriormente obtener los frutos de los negocios promesa.

Esta opción es completamente inviable para las EIRL, ya que no permite del todo la incorporación de más personas. Esta es una situación que hay que prever y analizar con cuidado, porque la inyección de capital a veces es crucial para sacar adelante a una empresa. Sin embargo, si usted ya se encuentra en esa situación,  es decir tiene una EIRL pero desea adicionar socios, puede hacer una transformación de la empresa a una sociedad que se ajuste a sus necesidades.

Ahora bien, si está decidiendo qué forma legal adoptar para su proyecto por primera vez y usted la única persona de momento que va a conformar el negocio, tal vez sea conveniente que preste atención a las Sociedades por Acciones, que tienen relativamente poco de haberse habilitado pero que resultan una gran opción para empresarios individuales, ya que se pueden constituir con un solo socio, pero permite la futura incorporación de accionistas, y en general es una mezcla interesante ente SRL y SA.

Otra de las desventajas es que si el empresario no lleva una contabilidad adecuada y rigurosa, su patrimonio personal y de la EIRL puede empezar a confundirse, de modo que afecte las finanzas de uno u otro, o bien, suceda que la limitación de responsabilidad no funja de manera adecuada.

Ahora, también existen otras desventajas en relación a un comerciante que lo hace en nombre personal:

Los costos en gestión pueden aumentar, puesto que será necesario contar con la ayuda de un contador.

Las penas por simulación de contratos se agravan si surgen en una EIRL.

La EIRL rige bajo reglas de quiebra distintas, asimismo las normas laborales también impone más cargas.

En materia tributaria, se rige bajo las reglas de la SRL, de modo que se convierte en un agente retenedor de tributos.

De lo expuesto anteriormente pueden deducir que existen ventajas y desventajas alrededor de la creación de una EIRL para la gestión de su negocio. Lo importante es tomar una decisión informada y si es del caso, pedir consejo a un experto.

Consulta nuestros Precios y Servicios

Pacta una Cita con Nosotros


Solicite tu información aquí

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *