¿Cuándo y por qué tiene sentido dar a los empleados acciones de su empresa?

¿Cuándo y por qué tiene sentido dar a los empleados acciones de su empresa?
¡Puntúa este post!

Los empleados de algunas empresas reciben acciones como parte de su remuneración o como incentivos.  ¿Conviene siempre? Entérate aquí…

 

Mergers-and-Acquisitions

 

Hoy día las empresas exitosas tienen muy claro que el capital humano es uno de sus recursos claves, por no decir, el más importante. También se han realizado estudios científicos que demuestran que los empleados que se sienten satisfechos y felices en sus trabajos son los que dan mejor rendimiento.  Esto sólo puede significar una cosa: si quiere que su negocio prospere, considere el bienestar de sus empleados, motívelos y procure tomar acciones que mejoren no sólo la calidad y prosperidad suya o de la empresa, sino también la de sus colaboradores.

Para lograr esto existen muchas maneras: flexibilidad de horario, días libres, espacios de ocio y distracción en la oficina, días de home office, regalías tales como boletos al cine, actividades al aire libre, etc.

También existe la posibilidad de aumentar su retribución económica. Sin embargo, en algunas ocasiones más que incrementar salarios o dar bonos podría ser mucho más beneficioso para la empresa darle participaciones accionarias (acciones) de la compañía a -algunos- empleados. ¡Aquí te contamos por qué!

El investigador social Alfie Kohn una vez mencionó que “Por supuesto que las recompensas motivan a la gente, los motivan a obtener esas recompensas!”. Parece que su punto es más claro que el agua:  no necesariamente se motivarán por las razones adecuadas, lo que podría traducirse en pérdidas y desventajas para la empresa en el mediano plazo.

Entonces, ¿cómo lograr que los empleados se comprometan con los ideales y prosperidad de la empresa? ¿qué mejor manera para que se sientan, actúen y se involucren en “la tarea” como si fueran dueños, que siéndolo verdaderamente?

Crece el número de compañías que le da acciones a sus empleados como un método de participación financiera. ¿Por qué se ha ido popularizando esta práctica? Hay muchas razones, pero tal vez una de las más importantes es el sentido de pertenencia y el compromiso con la empresa que adquieren los trabajadores que se convierten en socios. Hay una analogía muy clara que explica el fenómeno: Los inquilinos no se preocupan tanto como los propietarios de las casas en las que viven, ¡porque no es su casa! No se ven directamente beneficiados o afectados por lo que pueda pasarle. Lo mismo pasa con muchos empleados. Pero si no quiere que sus colaboradores traten a su empresa como un apartamento de alquiler, darles un porcentaje pequeño de acciones puede ser el remedio perfecto. Además sus empleados se sentirán a gusto sabiendo que trabajan para alguien que le importa su crecimiento profesional y financiero.

¿Cuáles son las ventajas de implementar esto, por ejemplo en relación a un aumento de salario? Con la entrega de (pequeñas cantidades de) acciones, no se afecta la liquidez inmediata de la empresa como sí sucedería en el caso de incrementar los salarios de los colaboradores.

Ahora, la fórmula debe variar dependiendo de la empresa. No existen reglas generales que sean aplicables a todos y cada uno de los negocios. La fórmula debe incluir: a qué tipo de empleados se le va a ofrecer, cuanto porcentaje y prever la entrega de acciones a nuevos talentos que ingresen posteriormente a la empresa.

El asunto del porcentaje es importante, ya que es un error reincidente en algunas personas fijarlo -por ejemplo- en 10% porque le pareció un número razonable y ha escuchado que es la práctica de otras compañías. La trampa ahí es que no es lo mismo un 10% de 1 millón que de 10 millones. Es por ello que se deben hacer análisis económicos de la empresa actual y a futuro para tomar una decisión más informada.

 

 


Solicite tu información aquí

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *