Las ventajas de constituir una EIRL

Las ventajas de constituir una EIRL
¡Puntúa este post!

La Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (EIRL) permite a una persona la iniciación de actividades de una empresa de manera individual, a través de un RUT y un patrimonio distinto al propio.

Socios

La finalidad de la creación de esta figura legal es doble, pues por un lado busca potenciar el desarrollo de nuevas iniciativas comerciales de pequeños empresarios, ya que les permite separar el patrimonio destinado a la actividad mercantil, del resto de los bienes que conforman su patrimonio personal.

Y por el otro pone fin -sin mucho éxito- a la vieja práctica nacional de las “sociedades fictas”, que consiste en constituir una sociedad de responsabilidad limitada en que uno de los socios tiene un 99% y el socio formal, sólo un 1%. Así, la idea de las EIRL era cumplir con el requisito mínimo de dos a lo menos personas para formar una sociedad.

No obstante, y antes de hablar de las ventajas de este tipo de figura mercantil, es fundamental dejar en claro desde un principio que la EIRL no constituye en ningún caso una sociedad. Ya que la EIRL es una ficción legal, que permite a una persona natural actuar con dos personalidades distintas. Así visto, estamos frente a una separación de patrimonios, pero más específicamente, ante la creación de un patrimonio de afectación con un objeto específico, señalado en la escritura pública de constitución.

En este sentido, las principales características de las EIRL son que:

  • La EIRL es una persona jurídica con un patrimonio distinto al de su titular, lo cual queda de manifiesto al revisar, entre otros, los artículos 2º, 8º inciso primero y 13 de la ley.
  • El titular de la EIRL es siempre una persona natural.
  • La EIRL es siempre comercial.
  • La EIRL podrá desarrollar operaciones civiles y comerciales, salvo aquellas reservadas por ley a las sociedades anónimas, por ejemplo bancos y compañías de seguros.
  • Su administración corresponde al titular, quien representa a la EIRL judicial y extrajudicialmente, con todas las facultades de administración y disposición; esto sin perjuicio de la posibilidad de otorgar mandatos.

De acuerdo con ello, los beneficios de optar por esta forma de organización comercial son evidentes. En primer lugar, ya no es necesario contar con otra persona o socio para iniciar una actividad mercantil, debido a que sin duda alguna, lo que hace a esta figura realmente atractiva es la limitación de responsabilidad del titular, el denominado “patrimonio de afectación”, que permite asumir los riesgos inherentes a toda actividad comercial, sin el temor de aventurar, y eventualmente perder, la totalidad del patrimonio como consecuencia del derecho de garantía general de los acreedores.

Adicionalmente, a ciertos niveles de ingreso el tratamiento tributario es más beneficioso. Ello porque la base impositiva para contribuyentes de primera categoría es más baja que para las personas naturales.

 

 

Consulta nuestros Precios y Servicios

Pacta una Cita con Nosotros


Solicite tu información aquí

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *