¿Que es un mandato?

¿Que es un mandato?
¡Puntúa este post!

Los contratos son los actos jurídicos más comunes en la formalización y desarrollo de una empresa, ya que por medio de ellos es posible obtener una persona jurídica, intercambiar productos, recibir o dar dinero, contratar y ser contratados, y en general hacer nacer variados derechos y obligaciones. En esta oportunidad abordaremos el contrato de mandato.


Nuestro Código Civil en su artículo 2116 inc. 1º CC señala : “El mandato es un contrato en que una persona confía la gestión de uno o más negocios a otra, que se hace cargo de ellos por cuenta y riesgo de la primera”.

De la definición legal se desprenden los siguientes:

  1. Confianza en la gestión de los negocios

Este elemento configura la importancia de la consideración a la persona que representa el mandante.

  1. La gestión de uno o más negocios

El objeto del mandato es que el encargo constituye en definitiva la ejecución de un acto jurídico, como la conservación de un patrimonio, ejecución de un negocio, administrar una industria o realizar un acto jurídico determinado.

  1. Por cuenta y riesgo de la primera

El mandatario siempre actúa por cuenta y riesgo del mandante, aún cuando actúe a su propio nombre. Esto significa que será siempre el mandante el que se aprovechará de los beneficios y soportará las pérdidas, como si el negocio lo hubiese realizado personalmente.

  • Los requisitos para los contratos de mandato son los siguientes:
  1. En cuanto al objeto del mandato, la regla general es que el negocio encargado debe ser la ejecución de un acto jurídico, salvo excepciones.
  2. En cuanto al interés, hay mandato cuando el negocio va:

–  En exclusivo interés del mandante.

– En interés del mandante y del mandatario.

– En interés del mandante y un tercero.

– En interés de un tercero exclusivamente.

  1. En cuanto a la capacidad de las partes, el mandante y mandatario requieren capacidades distintas para celebrar el mandato, puesto que tienen intereses distintos.

– Capacidad del mandante: Debe tener una doble capacidad, por una parte la de celebrar el contrato de mandato y por otra de ejecutar por sí mismo el acto o contrato que por el mandato encomienda.

– Capacidad del mandatario: Si es menor adulto, sus actos no lo obligan frente a mandante y terceros, sino de conformidad a las reglas generales (de acuerdo al Art. 1688 CC), pero sí obligan al mandante y terceros.

  • Relación entre mandato y representación

La representación es autónoma e independiente del contrato de mandato, ya que la representación es una modalidad de actos jurídicos y el mandato es un contrato, por otra parte la representación puede tener origen en la leu, en una convención o judicialmente, y por su parte el mandato solo en una convención.

Así se puede dar el caso de:

1- Mandato sin Representación

En este caso los derechos y obligaciones que emanan de las gestiones del mandatario se radican en su patrimonio, pero nace la obligación de traspasar los derechos y obligaciones al mandante.

2- Mandato con representación

Se producen los efectos propios de esta modalidad: los derechos y obligaciones nacidos en el contrato celebrado por el mandatario se radican en el patrimonio del mandante. Como es una modalidad del acto, que quien la invoca debe probar su existencia.

 

 

 

 

 


Pre-contratación de servicios

Llena nuestro formulario de contacto para contactar e iniciar las pre-contrataciones


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *