El emprendimiento social, otra vía de innovación

El emprendimiento social, otra vía de innovación
¡Puntúa este post!

En términos generales el emprendimiento social , hace referencia al “emprendedor/a social”, es decir, a aquella persona que crea o dirige una organización que orientada a la creación y desarrollo de ideas, de valor social a través de nuevas ideas, productos o servicios. Todo aquello en miras a un impacto positivo para la sociedad, buscando soluciones a problemas que muchas veces no son atendidos por el estado o el mercado.

emprendimiento social

Generalmente un emprendimiento social, se trata de instancias que utilizan herramientas y metodologías de los negocios tradicionales, pero que se consideran como “organización sin fines de lucro”.

Realizan una actividad empresarial que tiene por objetivo hacer frente a los

problemas de la sociedad. Tienen un fin social, sin embargo, de todas formas (y quizás, con mayor razón aún) necesitan generar ingresos para subsistir y tener un modelo sustentable.

Las definiciones generales buscan precisar que la motivación de los emprendedores sociales es generar un impacto positivo en la sociedad, creando productos o servicios que buscan solucionar los problemas de sectores más vulnerables o que no son atendidos completamente por las empresas o el mercado.

Existe consenso en considerar cuatro aspectos al explicar un “emprendimiento social”:

1-Creación de valor social;

2-Soluciones innovadoras a problemas sociales;

3-Uso de principios y herramientas empresariales;

4- Y cambio social.

Con diferente tamaño, forma jurídica y ámbito de actuación, se trata de instancias que han utilizado el mercado para alcanzar un objetivo de cambio social.

Y es que la creación de valor social puede entenderse como el fin último y la razón de ser del emprendimiento social, pero usando para ello herramientas y conceptos típicos de empresas convencionales.

A diferencia de ONG´s o fundaciones, las empresas sociales comercializan un producto o servicio y realizan una actividad empresarial, de esa forma poseen una fuente de ingresos que le permite ser sostenible en el tiempo y lograr mayor impacto social a lo largo del tiempo, sin depender de donaciones o de filantropía.

Además, el hecho de contar con ingresos le brinda la posibilidad de afrontar la contratación de profesionales para que trabajen en la organización a un salario adecuado.

Los mecanismos de mercado le dan a las empresas sociales mejores prácticas para la planificación, la estrategia, la comunicación, los procesos internos, contabilidad, contacto con clientes y beneficiarios, etc.

Las empresas sociales llegan para aportar valor a la sociedad y para atender los problemas de sectores más marginados, de esta forma, se puede llegar a solucionar problemas a los que la filantropía o las acciones del gobierno no llegan a cubrir. Y lo hacen conviviendo con el mercado y con una economía capitalista.

Contenido desarrollado por APress Comunicaciones Creativas

Foto: Oscar Nilson (cc)


Solicite tu información aquí

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *